5 consejos para evitar que te estafen trabajando desde casa

Si eres un emprendedor y estás pensando en emplearte de forma definitiva a través de un trabajo por internet, o si piensas tomar esta opción como una manera de conseguir un poco de dinero extra, debes tener muy presente que no todo el mundo tiene buenas intenciones. Sin embargo, puedes tener en mente una serie de precauciones que con certeza llegarán a evitar que te estafen trabajando desde casa.

Antes de aceptar cualquier oferta, llenar formularios o soltar información confidencial piensa:

¿Cuáles serían las precauciones que tomarías antes de tomar un trabajo tradicional?

Tener en mente esto, en especial cuando ya has ido acumulando experiencia laboral, te dará una buena base sobre la que puedes entrar a juzgar con buen criterio si una propuesta resulta engañosa.

Señales de alerta: que no te estafen trabajando desde casa

Trabajando desde casa debes revisar la reputación de los sitios web en que se publican los contratos y de los clientes que publican los llamados

La reputación, en internet, lo es todo, precisamente por eso se realizan grandes esfuerzos e inversiones de dinero por construir una reputación positiva y por mantenerla. Por lo tanto, revisar la reputación de una empresa o sitio web a través de los navegadores es una excelente idea.

Existen muchas páginas que prometen encontrarte trabajo o que publican proyectos atractivos para usar tus datos con finalidades dudosas, como campañas de mercadeo fraudulentas o para realizar estafas por internet.

De igual forma, existen personas sin escrúpulos que tienden a contratar servicios que terminan no pagando, esto lo hacen a través de cuentas falsas que desactivan una vez concretas el trabajo. Así que no está de más revisar el record de un sitio, cliente o empresa por internet, normalmente te debe salir información que te dará un poco más de tranquilidad o te hará prender las alarmas.

Trabajas desde casa: Yay! Pero, no todo lo que brilla es oro

Sencillamente: no seas ingenuo. Si te hacen una propuesta en la que te prometen un pago excesivo por una actividad relativamente simple, o si quien te contrata no es suficientemente claro con las formas y temporalidad del pago, abandona. Muchas veces cuando algo parece muy bueno para ser cierto, generalmente lo es.

No aceptes proyectos en los que pidan más de lo ofertado

Muchas veces, e infortunadamente esto pasa con frecuencia (te lo digo por experiencia), te empiezan a cambiar los términos del contrato en la medida en que vas desarrollando un proyecto y muchas veces terminarás haciendo mucho, muchísimo más, de lo que te contrataron inicialmente para realizar y por el mismo pago. Cuando esto te suceda debes ser claro con los términos de tu contratación y, si es posible, establecer unos nuevos parámetros que te permitan recibir el pago justo por tu tiempo trabajado y las actividades desempeñadas.

Nunca des tus datos personales de manera precipitada

Así como la reputación es el valor subjetivo más importante con el que cuenta una empresa, nuestros datos son un tesoro valioso para nosotros. No permitas por ningún motivo a personas externas acceso a tus cuentas privadas, la información personal de tus amigos en redes sociales, tu información bancaria, tus contraseñas, tu número de identificación (Cédula de ciudadanía, número de seguro social, etc), a menos que estés absolutamente seguro de que la persona a la que le estás brindando esta información es de tu entera confianza. Esto te puede acarrear muchos problemas, además de poner en riego tu seguridad y tu integridad. Tus datos son valiosos, no te permitas caer en situaciones truculentas o fraudulentas, no peques por inocente.

Si te quedan dudas sobre una empresa después de revisar su reputación online, una manera de verificar la información de una empresa es ponerte en contacto con personas reales que formen parte. Puedes buscar a los empleados en LinkedIn o Facebook.

Aclara las formas de pago y la constancia del mismo

Este consejo lo doy con frecuencia, siempre sé claro con las formas y medios de pago, así como la constancia con que te lo van a efectuar. Muchas veces tendemos a sentirnos estafados, cuando en realidad no comprendimos las modalidades de pago que nos ofrecía una empresa.

Así que ya sabes, sé siempre claro, pregunta todo lo que haga falta, anda con cuidado, investiga y, dado el caso, denuncia.

5 consejos para evitar que te estafen trabajando desde casa
Vota este artículo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *